BATMAN. Luz y Oscuridad

batman_1989_9

Hay que dar gracias por esta película. Debido a la serie protagonizada por Adam West, la imagen que caló en la cultura popular del Hombre Murciélago no era precisamente oscura y tenebrosa. Pero un joven y prometedor director llamado Tim Burton, junto a su cuestionable apuesta personal para encarnar al héroe, Michael Keaton, lograron cambiar dicha imagen con un film que devuelve el aire gótico, torturado y retorcido al personaje. Se pasa por el forro al cómic en muchos aspectos, pero también lo respeta de forma sorprendentemente acertada en otros. Hay muchas virtudes, pero también errores de peso en este primer acercamiento serio a Batman. ¿El principal defecto? Que el Caballero Oscuro no es el verdadero protagonista. Ojo,  desde luego que el Murciélago ocupa buena parte de la historia y muchos acontecimientos giran en torno a él, pero solo se nos dan unas pocas pistas sobre su origen. De hecho, tal y como es tratado el personaje, da la sensación de que hay una película anterior que no hemos visto en la que se nos explica con todo lujo de detalles su pasado y como llegó a convertirse en Batman. Sin embargo, hay que reconocer que con unas pocas pinceladas el personaje queda totalmente definido, y es porque, creo yo, tanto Burton como Keaton, que se revela como un magnífico Batman, se lucen. Así, ambos nos ofrecen un Señor de la Noche callado, serio, melancólico y envuelto en sombras constantemente.

Es sorprendente como Keaton, con apenas una mirada, consigue mostrar la naturaleza del personaje, su tormento interior, su cuestionable salud mental y emocional. No hay más que ver la escena en la que Bruce visita el lugar donde murieron sus padres, o mi escena favorita de la película, aquella en la que el Caballero Oscuro lleva a Vicky Vale a la Batcueva, tras rescatarla del Joker en el museo. Vicky intenta hablar con él, se muestra interesada por su salvador. Pero el se mantiene en silencio, sin hacerla el menor caso, salvo en un momento en el que le lanza una fugaz mirada que habla por si sola, pues refleja a la perfección la incomodidad que siente, lo poco a gusto que se siente al dejar que otra persona entre en su mundo. La ambientación, 100% Burton (niebla, oscuridad, un bosque de árboles retorcidos sin hojas…) y la magnífica banda sonora de Danny Elfman dan forma a una escena simplemente SOBERBIA.

batman-1989-wallpapers_25821_1280x960

La verdad es que me da un poco de rabia que no disfrutemos más de este personaje, pues está tan bien interpretado, caracterizado y construido, que yo por lo menos me quedo con ganas de más, aunque sospecho que el hecho de hablarnos tan poco de Batman está hecho a posta para potenciar ese aire de misterio que le envuelve. Una decisión arriesgada y, en cierto sentido, acertada.

 

Sea como sea, el caso es que la figura central de la película, el núcleo de la misma, es el villano. Un Jack Nicholson desatado como el Joker.

batman-1989-joker

Lo opuesto a Batman en todos los sentidos: Donde había oscuridad, con Joker, hay colorines. Donde Keaton era pura contención, Nicholson es el exceso en persona. El Caballero Oscuro era serio y callado como una tumba, con Joker podemos disfrutar de un humor macabro y extravagante cojonudo (un buen ejemplo de ello es la incursión del Payaso Criminal en el museo). Batman tenía un origen difuso, mientras que el origen de Joker se nos cuenta con pelos y señales.

La relación que se nos muestra entre ambos personajes difiere bastante de lo que se puede ver en los cómics, pues en esta ocasión, la idea no es realmente que están atrapados en un juego eterno en el que se persiguen el uno al otro, si no que uno existe por culpa del otro. De hecho, en esta versión, Jack Napier es quién mata a los padres de Bruce (en un atentado a los cómics que, sin embargo, funciona) causando la transformación de este en Batman, lo que a su vez provoca que, años después, Jack se convierta en Joker. El vínculo entre estos dos colosales personajes no es realmente este, pero ya digo que funciona muy bien dentro de la película.

Si nos centramos en los dos protagonistas no hay mucho que echarle en cara a la peli (dejando a un lado el relativo y ya comentado anti-protagonismo de Batman), pero si hablamos de otros asuntos, ya la cosa cambia: Por ejemplo, el ritmo podría haber sido mucho mejor, pues aunque no te llegas a aburrir, ni mucho menos, si es cierto que a la película le cuesta bastante arrancar, ya que la cosa no se pone de verdad interesante hasta que Joker desata el caos con su línea de cosméticos. Señalemos también unas escenas de acción un tanto cutres y ortopédicas (que la magistral y espectacular Indiana Jones y la Última Cruzada sea del mismo año me deja atónito), y por otro lado, el supuesto clímax en la catedral es cansino a más no poder (Joker y Vicky subiendo las escaleras a paso de tortuga seguidos pesadamente por Batman. ¿En serio?). Eso, sumado a infidelidades al cómic difíciles de perdonar, como un comisario Gordon ninguneado o un Batman que no parece tener problemas a la hora de matar, hacen que el resultado final no sea todo lo bueno que debería.

Eso sí, a nivel visual, la cinta es una pasada total. A la recreación de Gotham me remito… Y es que si algo hay que reconocerle a la película, es que, de todas las adaptaciones del Murciélago, esta es la que mejor ha sabido captar la estética del personaje (Este Batmóvil es EL BATMÓVIL, por ejemplo).

No hay mucho más que añadir. Estamos ante una película que, si bien como adaptación tiene algunos puntos muy negros y haya envejecido bastante mal, posee la suficientes virtudes como para poder considerarse, aún hoy en día, una de las mejores obras del género. Lástima que una secuela cargada de excesos y con los defectos de esta primera entrega potenciados, diera cierto sabor agridulce a la particular visión de Burton sobre Batman.

Pero de eso ya hablaremos en breve…

01

Anuncios

3 pensamientos en “BATMAN. Luz y Oscuridad

  1. Pingback: El cine de Tim Burton. |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s