BATMAN VUELVE. La gata cachonda, el pájaro bobo, y un murciélago que pasaba por ahí

Batman lo petó. El personaje vivía una nueva época de popularidad en la que la gente corriente lo consideraba, por fin, un ser trágico y oscuro, y los productores de la Warner, con los bolsillos llenos de dinero, decidieron darle total libertad al responsable de este éxito. Así pues, esta vez Tim Burton se desmelena, manda la sutilidad y la  fidelidad al cómic a tomar por saco, y nos da un film, a ratos magnífico, pero en general demasiado excéntrico, exagerado y hasta paródico.

Mi principal problema es, seguramente, el Pingüino, pues su historia y su plan me resultan muy poco interesantes. Al principio, con escenas tan cojonudas como el prólogo, la cosa promete, y parece que nos van a regalar un villano memorable, pero poco a poco se convierte en una caricatura digna de la serie de los 60 (el espíritu que impregnaría las dos próximas entregas de la saga empezaba a asomar), y la trama se vuelve demasiada extravagante, perdiendo todo el interés. El enfrentamiento entre Batman y el deforme villano es delirante, plagado de escenas absurdas, como el discurso del Pingüino en el que Batman manipula el audio o toda la VERGONZOSA secuencia de la tropa de pingüinos con cohetes en la espalda (!).

Sí es cierto que su muerte llega a ser emotiva, pero un par de buenos momentos no justifican que la mayor parte de la trama este ocupada por un villano tan molesto.

Para colmo, Batman queda totalmente desdibujado, siendo aquí un personaje secundario con nulo interés, pues ha perdido toda ese halo de misterio de la primera película. Apenas hace nada, apenas se le conceden minutos para que se desarrolle. Sin duda, Burton está mucho más interesado en los torturados villanos, a los que convierte en unos freaks en ocasiones caricaturéscos. Se ve, se nota que el héroe se la suda. De hecho, es el que menos importancia tiene. Ole.

Al menos la otra gran protagonista de la cinta si consigue dar buenos momentos… Me refiero, como no, a una espléndida Michelle Pfeiffer como Catwoman.

De lejos, el personaje más interesante del film. Si la película hubiese estado centrada en ella únicamente (además de en Batman, obviamente), no me cabe duda de que habríamos disfrutado de una cinta infinitamente mejor. La escena en la que, harta de su vida y con ansias de venganza destroza su piso y confecciona su disfraz, o el momento en el que Bruce y Selina se dan cuenta de sus identidades secretas mientras bailan son momentos de brillantez que consiguen salvar la peli.

Pero no todo acerca de este personaje es bueno. Su alianza con el Pingüino es absurda y totalmente forzada, pues realmente… ¿Que tiene Catwoman en contra de Batman? ¿Por qué ese empeño en destruirle? No sé vosotros, pero durante el visionado de la cinta siempre tengo la sensación de que hubiera sido más lógico que se hubiese aliado con el Murciélago. Creo que esto se debe a que, en el fondo, esta no es la auténtica Selina si no un sucedáneo. Muy aceptable, pero un sucedáneo al fin y al cabo. Se respeta la relación entre ella y Batman en algunos aspectos, pero en otros… No se hace un alarde de fidelidad a las viñetas precisamente.

Además, ella tampoco se libra de las excentricidades que bañan todo el film… Como olvidar el instante en que se mete un pájaro vivo en la boca (??) y el posterior momento en el que se lava como un gato (?!?).

Del paródico papel de Christopher Walken casi mejor ni hablo. Un tercer villano soso y plano como él solo cuya única función es motivar y conectar tramas. Una herramienta, vaya.

Tampoco hay mucho que decir del resto de apartados. Visualmente es una pasada (¿Qué peli de Burton no lo es?) y Danny Elfman se supera a sí mismo. Vale. Pero eso no evita que estemos ante una cinta que se mueve torpe y aburridamente entre lo genial y lo absurdo. No es una mala película (ni mucho menos, pues incluso un Burton menor es disfrutable), pero el rango de “pelicula de culto” me parece, ciertamente, excesivo.

Y después, llegaría el desastre. Próximamente lo comentaremos.

1237674960

Anuncios

Un pensamiento en “BATMAN VUELVE. La gata cachonda, el pájaro bobo, y un murciélago que pasaba por ahí

  1. Pingback: El cine de Tim Burton. |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s